jueves, 26 de febrero de 2009

MI DIRECTOR SE CREE OBAMA!!!

Sé que la salida de George W. Bush y la entrada de Barack Obama desató en todo el mundo la Obamanía, que consiste esencialmente en que el nuevo presidente de los EE.UU. tiene una forma más "amigable" de llevar la política en su país y en el resto del mundo, por lo que se le ve como el salvador para la crisis que enfrentamos. Crisis que perpetró su antecesor hemos de aclarar.

Bueno, ayer empezamos a ir al Monckey, obligados por dirección, a realizar los trabajos que nos competen en los días de reflexión. Y en realidad lo que fuimos a hacer fue a escuchar a nuestro "querido" director dar un discurso de esos que se supone deben motivarte a hacer mejor tu labor. Pero claro, como nosotros sabemos cuál es el discurso real, no nos motiva demasiado, sino que provoca el efecto contrario de no querer saber más de tonteras y engaños.

Lo primero que me llamó la atención es el hincapié en que tenemos que sentir el colegio como nuestro, que eso es parte de ser un profesional de la educación. Claro es fácil decir eso cuando te exigen a un ritmo frenético y que si no rindes es sinónimo a que no quieres al establecimiento, y claro te exigen el triple, te pagan lo mismo y te descuentan otro tanto. Si me piden que quiera al colegio y lo sienta como mio... ¿¿debería exigir las mismas regalías monetarias que la dueña???

Después de eso, sacó a colación a Obama, que planteó frente al Congreso un estímulo a la educación estadounidense (dentro de otras series de medidas) pero no bajo el aumento salarial de los docentes sino que a través de estímulos en preseas o cosas así. O sea, extrapolando a nuestra situación, nos van a sacar el jugo todo el año, por el mismo valor hora. Yo creo que eso no es justo para nada, porque claro, todos trabajamos y trabajan duro para sacar adelante al colegio, sin embargo, las cosas monetariamente hablando no son de las mejores... y más encima nos hacen exigencias de tipo "cómprese un notebook, porque los vamos a necesitar en el colegio".

Me da rabia y risa que tratan de hacerte sentir culpable por que no le das al colegio el 100% cuando por NECESIDAD debes trabajar en otros establecimientos. Si los sostenedores y directores te piden dar el 100% ... ¿por qué uno no puede exigirles lo mismo? Claro que si lo haces, sienten que la mera insinuación a sueldo es una traición al amor al colegio. Y eso son dos cosas totalmente diferentes. Uno no puede vivir con el amor al colegio... lamentablemente.

Esto me lleva a dos conclusiones:
1.- El director llegó más chalado que nunca.

2.- Que este año va a ser muy difícil en el Monckey...

1 comentario:

Trinidad dijo...

No eres el único que se ha visto expuesto a la arbitrariedad y el despotismo de su director, ante eso lo mejor o mi opción es el tomar nuevos rumbos...